6/02/2007

Caricias..

Oscar iba conduciendo, estaba cansado, eran días de mucho trabajo, de pocas horas de dormir; tenía ganas de llegar a casa. Entró en la casa, se quito las lentes, la identificación .
Allí en el sofá, debajo de la escalera, estaba ella..esperándole, callada, tranquila, ofreciéndosele sin pudor, descaradamente, desnuda… y la tomó entre sus brazos..la apretó a su cuerpo, la acarició, sus dedos seguían sus formas… en sus dedos sentía su suavidad, sus curvas.
Ceeró los ojos, le vino a la cabeza el tiempo pasado juntos; tanto tiempo, fiel a él!! No podía dejar de emocionarse ni dejar de acariciarla, de tocarla… …
Recordaba cuando allá por los años 70, iba con ella y los amigos a reuniones políticas.. Como en las reuniones familiares todos esperaban la llevase…no podía dejar de llevarla, era insustituible.. sin ella las fiestas no tenían alegría, no tenían calor, ni color.
Oscar la miró, la volvió a acariciar; la apretó contra él...la sentía junto a su corazón..la separó un poco....tensó suavemente sus cuerdas y empezó a tocar su canción preferida....Louis…ella sonaba dulce, melodiosa…..
Cuando acabo de tocar pensó que debería comprar una funda para protegerla, cuidarla, mimarla y, suavemente, con todo cariño y delicadeza, dejó de nuevo su guitarra en el sofá, allí , debajo de la escalera, donde esperaría silenciosa, tranquila, siempre dispuesta a sentir de nuevo sus caricias.
Del-fina



9 comentarios:

charo dijo...

Ay, Pepa...que me has "engañao" hasta casi el final!!!!jajajaja

Te dejo un poema de Lorca sobre La guitarra:

Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inutil callarla.
Es imposible callarla
Llora monotona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible callarla.
Llora por cosas lejanas.
Arena del Sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin manana,
y el primer pajaro muerto
sobre la rama.
O guitarra!
Corazon malherido
por cinco espadas.

Federico Garcia Lorca

Cuídate, Pepa

Andaya dijo...

Vaya, yo tenía los ojos como platos imaginando un bello-y sensual-encuentro de pareja.
Con queso me la distes niña.
Bsnss

Waipu Carolina dijo...

Muy bello tu cuento que me sorprendió, como a veces las cosas que nos apasionan nos pueden llenar tantooooooooo, y más cuando hay música y recuerdos entre medio.
Vine a tu página por René.
Un saludo.

Kundry dijo...

A mí también me engañaste hasta el final. Sabes, tengo un amigo que adora tanto a una de sus guitarras que la trata como el protagonista de tu relato.
Muy bonito :)

Pepa dijo...

Charo, precioso poema, no lo conocia. Gracias y petonets!! Hacia dias note leia!!

Pepa dijo...

Andaya, Kundry...me alegra saber que he mantenido el interés hasta el final....Gracias por visitarme!!

Pepa dijo...

waipu...como te dije en tu blog...sorprendente!! Petons

clarissa dijo...

Qué pulsiones tan parecidas siento con tu texto. Sentires, coincidencias, momentos de entusiasmo político, casi desaparecido...

Será que el Mediterráneo deja huella?

Besos, desde otra orilla

RENÉ dijo...

..jaj..pensaba que era yo el que no había leído bien..
¡te las traes, eh!!
acabo de incorporarme..
un abrazo grande..amiga..
casi no he tenido tiempo..pero si tengo suerte..me tienes aquí..en cualquier momento
abrazos desde la montaña
rené

Porque tu me amaste

La letra de esta canción no la conocia en español, y al leerla me ha encantado, asi que la dedico a tod@s l@s que habeis llegado a mi vida y me habeis enseñando tanto; con consejos, con vivencias, con dolor, con alegría, optimismo, con VIDA!!... Gracias a tod@s por seguir ahí y hacerme sentir vuestro calor humano a pesar de que la mayoria no nos conocemos; y a quienes tengo la suerte de conocer, como son Ana Patricia, Oscar... mil besos porque son de los regalos mas especiales que la vida me ha ofrecido.